5 Consejos para tu regreso al Buceo

Si han pasado meses o quizá años desde tu último buceo, es muy probable que hayas olvidado algunas cosas básicas. Incluso el cambio de equipo, trajes de neopreno o tipo de agua, altera la cantidad de plomos y la eficiencia de la flotabilidad.

Para mucha gente, el buceo es como andar en bicicleta, puedes olvidar algunas cosas pero tan pronto caes al agua, todo regresa como por arte de magia. Para algunas otras personas, no es así. El hecho de estar en un ambiente totalmente diferente puede generar cierto nerviosismo, alteración en la respiración e incluso pánico que puede llevarnos a la cancelación total del buceo.

Entonces, ¿Qué debes hacer para que tus vacaciones de buceo sean tan maravillosas como los videos promocionales?

Te comparto los 5 tips que te harán volver al agua como un delfín.

1.- ReActivate.

Es un programa PADI de un buceo en mar abierto o confinado y una sesión teórica que te lleva de la mano por los principios básicos del buceo, un Divemaster o Instructor te ayudará a recordar diferentes ejercicios que te harán sentir mucho más seguro en el agua; regresando a ti la confianza y dándote la oportunidad de descubrir fallas en un ambiente totalmente controlado. Si por alguna razón este programa no está disponible en tu área de buceo, te recomiendo que hagas un buceo de playa en aguas de poca profundidad y con tu compañero de buceo.

2.- Checa tus plomos y flotabilidad.

Si por alguna razón no puedes hacer el programa ReActivate y decides hacer un buceo de playa hay que comenzar checando la flotabilidad. Si has subido o bajado de peso, cambiaste de equipo o más importante aún, tienes un traje de neopreno nuevo.  Tu flotabilidad será sumamente positiva. No hay nada peor que caer al agua y que todos comiencen a descender y tú te quedes flotando en la superficie.
Recuerda los ejercicios de tu curso de mar abierto, para checar los plomos con una respiración normal debes flotar al nivel de los ojos y al exhalar debes descender suavemente.
Nota: usar demasiados plomos no es bueno, te hará tomar una mala postura al bucear que afectará la eficiencia de tu patada y aumentará tu consumo de aire. En estos casos no hay nadie mejor que un profesional para asesorarte en la puesta a punto de tu flotabilidad.

3.- Limpiar y quitarte la máscara.

Ya sé que estás pensando, si apenas me quite la máscara durante el curso, no esperes que me la quite de nuevo. Y es verdad, quitarse la máscara es uno de los ejercicios menos favoritos de los estudiantes y justo por eso es muy importante que lo practiques en un ambiente controlado. Muchos de los errores durante el primer día de buceo vienen por nerviosismo o estrés, todo esto es derivado de la inseguridad de no saber qué hacer ante alguna situación. Tu cerebro está pensando “¿Si pasa esto o aquello?” y el no estar seguro de cómo responder, hace la situación peor.
Si quieres que tu primer día de buceo sea puras risas, diversión y recuerdos increíbles, práctica todo lo que te ponga nervioso en un área controlada y mejor aún, con un instructor presente.

4.- Ejercicios de emergencia.

El prepararse para una emergencia no significa pensar negativo, significa estar listo para cualquier situación.
Te recomiendo platicar con tu compañero de las medidas básicas de seguridad, estar siempre juntos o a una distancia razonable que te permita ayudar en cualquier momento a tu compañero, revisar las señales y marcar límites tanto de tiempo como de consumo de aire. También recuerda que checar el perfecto funcionamiento de tu equipo te ayudará a prevenir muchas situaciones incomodas.
Ya en el agua, puedes practicar el uso del aire alternativo, las buenas prácticas como siempre tener el regulador o el snorkel en la boca para proteger tus vías de aire, el inflar el chaleco al llegar a la superficie o el comprender el funcionamiento de tu computadora de buceo.

5.- Parada de seguridad.

Recuerda que siempre al finalizar tu buceo es recomendable y en ocasiones necesario hacer una parada de seguridad a cinco metros por tres minutos.
Las computadoras de buceo al llegar a una profundidad de entre seis y cinco metros normalmente comienzan el conteo automático, esto te ayudará a monitorear tu parada, recuerda que es muy importante que cuentes con una computadora de buceo o al menos un reloj que te ayude a checar tu tiempo.
Ir reduciendo la profundidad poco a poco es algo que te puede ayudar a controlar tu parada de seguridad, no es aconsejable inflar el chaleco para ascender, sino por el contrario te mantienes desinflando el exceso de aire y pataleando suavemente. Recuerda que la posición desde la cual podrás controlar mejor tu ascenso es mantenerte de manera vertical con los pies hacia el fondo, asegurarte que estas exhalando completamente y que estás listo para desinflar el chaleco en el momento que sea necesario.

Espero que estos 5 tips les sean de gran ayuda y les permitan tener un feliz regreso al mundo submarino. Les recomiendo siempre contratar servicios con operadores profesionales y estar atentos a las indicaciones de la tripulación y sinceramente, si han pasado más de seis meses desde su último buceo contraten los servicios de un profesional que los ponga a punto

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s